5 de junio de 2010

2º entrega

Suplemento Dietario





Avío: todo elemento que hace al armado de la prenda pero que no es ni la tela base ni la forrería. Encontramos entre ellos los botones, la entretela, el hilo, cierres, etiquetas y muchos más. También entran aquí todos los elementos de ornamentación como ser las tachas.


Cartera: la cartera en indumentaría es más que un lugar donde guardamos las llaves, el celular, la billetera y demás, la verdad es que en la cartera lo que vamos a encontrar son botones u ojales y algún que otro cierre. Por más raro que suene, hay prendas como camisas, chombas, pantalones y polleras que llevan dos piezas de moldería llamadas carteras, que sirven de sustento y, a veces, de escondite a los avíos que aseguran el acceso a las prendas.

En lo que es tejido plano suelen ir entreteladas para otorgarles rigidez y estabilidad, hay que tener en cuenta que son manipuladas con fuerza constantemente.





Fibra: es el comienzo de cualquier prenda, ya que, sea tejida o no, absolutamente todas las telas parten de filamentos susceptibles a ser hilados. La clasificación básica consta de tres categorías: naturales (vegetales, animales y minerales), artificiales (producidas por el hombre a partir de elementos naturales) y sintéticas (producidas por el hombre a partir de polímeros, es decir, derivados del petróleo).

A tener en cuenta: la peletería y la marroquinería salen de esta clasificación, si bien sus productos son textiles no son telas.


Modal: a diferencia de lo que muchos creen, cuando hablamos de modal no hablamos de una tela sino de una fibra artificial. Su materia prima es la celulosa proveniente de los árboles de haya, la cual es disuelta y tras una seguidilla de procesos químicos es extruida y así llega a ser un hilo susceptible a ser tejido. A diferencia se su fibra hermana, el Tencel, el proceso de obtención del Modal es altamente contaminante, genera residuos tóxicos y deforestación.


Si bien es una fibra con muy buena mano (es suave, asedada), buena solidez de color y buena estabilidad dimensional, tiene un importante contra: el pilling. En las zonas de roce el modal genera esas pequeñas "bolitas" de material, esto es inevitable, pero puede ser utilizado como un plus, ya que una prenda que no general pilling definitivamente NO es modal, de modo que esta característica es la prueba de la verdad.


Uno de los productos de Modal más interesantes es el ModalSun. En el proceso de hilatura del mismo se incorpora un absorbente de radiación UV, de modo que al usar una prenda confeccionada con esta fibra no será necesario estar preocupandose por los rayos ultravioletas que puedan atravesar la ropa. La propuesta de uso está enfocada en ropa deportiva y para niños.



3 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.